¿Sabéis lo que es el SAP?

El Síndrome de Alienación Parental o SAP es un conjunto de síntomas, que se produce en los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de los niños con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

Esto ocurre en parejas que han vivido un proceso de divorcio o separación.  Normalmente ocurre de un progenitor a otro pero también puede estar provocado por una persona distinta del custodio del menor (la nueva pareaja de uno de ellos, uno de los abuelos, un tío, etc.)

El progenitor alienador desarrolla en el menor un mensaje que hace que los pequeños que sufren este síndrome desarrollan un odio patológico e injustificado hacia el progenitor alienado, que tiene consecuencias devastadoras en el desarrollo físico y psicológico de éstos.

Es menos frecuente que, sin llegar a sentir odio, el SAP provoque en los hijos un deterioro de la imagen que tienen del progenitor alienado, resultando de mucho menos valor sentimental o social que la que cualquier niño tiene y necesita de sus progenitores.

El síndrome de alienación parental está considerado como una forma de maltrato infantil.

¿Cuáles son los signos de alerta de alienación parental en los niños?

– Insultar o desvalorizar al otro progenitor en presencia del hijo, aludiendo cuestiones de pareja que no tienen nada que ver con el vínculo parental.

– Impedir el derecho de convivencia con sus hijos al otro progenitor.

– Implicar al entorno familiar y a los amigos en los ataques al ex cónyuge.

– Subestimar o ridiculizar los sentimientos de los niños hacia el otro progenitor.

– Incentivar o premiar la conducta despectiva y de rechazo hacia el otro progenitor.

– Influir en los niños con mentiras sobre el otro llegando a asustarlos.

¿Cuáles son las consecuencias de manipular a los niños mediante el SAP?

– Trastornos de ansiedad.

-Trastornos en el sueño y en la alimentación.

¿Qué trastornos en la conducta del niño causa el Síndrome de Alienación Parental?

– Conducta agresiva, se manifiestan verbalmente o físicamente.

– Conducta de evitación.

– Dependencia emocional,  sienten miedo a ser abandonados por el progenitor con el que conviven. Tienen que odiar a uno para ser querido y aceptado por el otro.

– Dificultades en la expresión y comprensión de las emociones.

Cuando el SAP entra en contacto con el sistema legal se convierte en un Síndrome Jurídico Familiar, donde se desencadenan acusaciones, búsquedas de explicaciones y acciones, que hacen que la instancia judicial se convierta en escenario del problema. El rechazo puede aparecer inmediatamente después de la ruptura o en periodos posteriores, es decir, años después, generalmente asociado a momentos concretos del nuevo ciclo evolutivo familiar.

Ante la presencia de esta sintomatología, los expertos creen que es aconsejable que los menores continúen teniendo relación con el progenitor alienado, y así evitar que se suspenda el régimen de visitas. Durante estas visitas, el progenitor alienado debe evitar hacer reproches o dar respuestas que favorezcan el mantenimiento del SAP. Por el contrario, debe centrar las visitas en crear un ambiente lúdico, buscando actividades que sean del agrado de los niños.

Si crees que tu hijo/a está sufriendo este síntoma ponte en contacto con nosotros, te explicaremos que medidas tomar y que hacer ante esta situación tan desagradable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s