Compartir la lotería de navidad

La navidad, época de buenos deseos, de amigos, de buenas intenciones… como ya sabéis, el 22 de diciembre se celebra el sorteo de la Lotería Nacional. Y si nos toca, tendremos que compartir el décimo con Hacienda, quien aplica un gravamen del 20% sobre todos los premios superiores a los 2.500 euros.

El CIS ha revelado que tres de cada cuatro españoles juegan a la Lotería de Navidad en compañía.
Para evitar sustos y disgustos si compráis un décimo a medias con allegados, te dejo unos consejos:

– Debe quedar por escrito. Los décimos son al portador, el premio lo recibe quien tiene el décimo.
Fotocopiar el décimo, plasmar los datos de todos los participantes, una firma y la cantidad que juegan.
A más información en la hoja que fotocopiemos, menos problemas tendremos para luego cobrar ese décimo.

– Podemos escribir los datos del décimo y de las partes en un folio y firmarlo. Nunca debemos escribir en le décimo pues para cobrarlo no debe estar deteriorado.

– ¿Qué pasa si no hemos hecho nada de esto? Pues un contrato verbal tendría la misma validez siempre y cuando uno de sus participantes pueda demostrar que ese acuerdo existe. Testigos del pago del décimo, que juguemos siempre ese mismo número, peñas con mismos miembros….
Respecto a la fiscalidad del décimo premiado compartido, el importe exento se calculará en función del número de personas que participen, aplicándose el límite de 2.500 euros por cada uno de ellos.

– ¿Y si toca en pareja? Si estamos casados en régimen de gananciales y a uno de los cónyuges le tocase la lotería, ese dinero obtenido será de los dos. Sin embargo, si estamos casados en separación de bienes el premio será propiedad exclusiva del que compró el décimo.
Si los cónyuges están en periodo de separación, que suele preceder al divorcio, y uno de ellos comprase la lotería premiada, el premio sería para el cónyuge que comprase el décimo, según reiterada Jurisprudencia del Tribunal Supremo. Sin embargo, esa separación debe ser seria, prolongada y demostrada. No bastaría una mera interrupción de la convivencia.

¡Suerte a todos y sentidiño!

Somos especialistas en Derecho Civil

En nuestro despacho somos unos apasionados del derecho civil y es por ello que realizamos un asesoramiento en todo lo referente al derecho privado, además está presente en nuestro día a día, en las relaciones y negocios que realizamos con particulares.
De este modo,pretendemos orientar en todas las dudas y preocupaciones que surjan en la vida diaria, bien a través de las consultas personales o de informes jurídicos por escrito, defendiendo sus intereses a nivel judicial en el caso de que fuera necesario.
Los servicios que prestamos en materia civil en Alejandra Rudiño. Abogados, entre otros, son:
-Separación y Divorcios.
-Guarda y custodia de menores.
-Patria potestad.
-Reconocimiento de hijos.
-Pensiones de Alimentos.
-Liquidación de Gananciales por Matrimonio y Custodia de Menores.
-Sucesiones testamentarias e intestamentarias, Donaciones.
-Testamentos.
-Arrendamientos y Desahucios.
-Reclamaciones de Cantidad Morosos.
-Indemnizaciones por daños.
-Incumplimiento de contratos.
-Propiedad y defensa de usufructo.
-Posesión uso de contratos entre particulares.
-Derechos de usuarios y consumidores.
-Propiedad horizontal y comunidades de propietarios.
-Fianzas de cumplimiento y garantía de obligaciones.

Consultadnos sin compromiso, bien a través de cualquiera de los teléfonos de contacto (981569893 (Santiago) 881121091 (Noia)), o bien a través del mail: alejandra.rudino.abogados@gmail.com

Queremos ayudarte.

¿Qué pasa con nuestras redes sociales si fallecemos?

Más de 30 millones de usuarios de facebook han fallecido, ¿Qué pasa con sus perfiles?
El artículo 32 del Código Civil dispone que “ la personalidad civil se extingue por la muerte de las personas”, lo que determinaría, en principio, la extinción con la muerte de los derechos inherentes a la personalidad. Por ello, los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, desaparecen por la muerte de las personas.
Las personas fallecidas no son titulares del derecho a la protección de datos de carácter personal.
La regla contenida en el articulo 2.4 del Reglamento de la Ley Orgánica 15/199 establece un supuesto excepcional para que los herederos del finado u otras personas que cumplan los requisitos que el mismo establezca puedan instar la cancelación de los datos.
Las personas vinculadas al fallecido, por razones familiares o análogas, podrán dirigirse a los responsables de los ficheros o tratamientos que contengan datos de éste con la finalidad de notificar el fallecimiento, aportando acreditación suficiente del mismo, y solicitar la cancelación de los datos.
Por lo tanto, la reclamación podrá ser dirigida por las personas allegadas al fallecido y no supondrá en la práctica el ejercicio del derecho de cancelación, regulado por el artículo 18 de la Ley Orgánica 15/1999, sino que tendrá por objeto comunicar al responsable la inexactitud del contenido del fichero, debiendo proceder a la cancelación de los datos correspondientes al fallecido.
La red social nos facilita una solicitud especial para convertir ese perfil en conmemorativo o eliminarlo.